Periódico de jóvenes y trabajadores, antimperialista y anticapitalista

El Espejo Nro 194

Última edición del 2010

Para debatir y opinar

Grupos de Google
Suscribirte a El Espejo de Argentina y el mundo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

martes, 23 de noviembre de 2010

Diplomacia revolucionaria en tres continentes


Internacionalismo: el presidente Hugo Chávez realizó una extensa y fructífera gira tricontinental que lo llevó a recorrer, junto con una gran comitiva de funcionarios, siete países en tres continentes diferentes. Aunque a primera vista estos países distan de estar alineados con la política imperante en Venezuela, los acuerdos económicos establecidos inician una nueva etapa en la diplomacia entre estas naciones y manifiesta la voluntad de cooperación ante el intento del imperialismo norteamericano y europeo de manejar los hilos del mundo.

La geoestrategia de la Revolución Bolivariana plasmó en un salto cualitativo con el viaje realizado por siete capitales: Moscú, Minsk, Kiev, Teherán, Damasco, Trípoli y Lisboa.
Dos certezas fueron determinantes en la decisión de realizar esta extensa gira: la crisis mundial del capitalismo se acelera y el imperialismo inicia una agonía que resultará peligrosa. Frente a esta crisis estructural del capitalismo, el presidente Chávez diagramó este viaje en busca de un mundo pluripolar, donde la única respuesta es el socialismo.
Ante esta hostilidad cada vez más evidente del imperialismo, que se manifestó recientemente con el intento de golpe de Estado en Ecuador, la Revolución opone una ofensiva acérrima: expropiaciones a gran escala (ver página 7) y una reestructuración del Partido Socialista Unido de Venezuela, además de un contacto directo con mandatarios aliados para empezar a construir las principales columnas del aparato productivo nacional, rearmar el actual esquema comercial internacional y posicionar a Venezuela en un lugar importante política y económicamente
En total fueron 69 acuerdos firmados en los 7 países visitados (ver recuadro) y representan un gran paso hacia otros objetivos de mayor envergadura para el país.
Venezuela está utilizando por primera vez en su historia la impresionante riqueza hidrocarburífera para reinventarse como nación, para elevar a niveles sin precedentes la calidad de vida de la población.
Es importante destacar que los principales objetivos fueron alcanzados en el primer tramo de la gira: los acuerdos económicos, que tendrán un fuerte impacto social e incidirán directamente en parte importante de la población venezolana.
Algunos de las mejoras ya en marcha son la construcción del Correo y el Ferrocarril, y se preveen mejoras sustanciales para el transporte de pasajeros y de carga.
En un mundo mayoritariamente capitalista, la única manera en que la gran riqueza natural del país caribeño pueda ser utilizada convenientemente para los intereses del pueblo es mediante el intercambio comercial, financiero, científico y tecnológico con países lejanos y hasta distantes ideológicamente.
Dos ejemplos clarificadores de la importancia de estos acuerdos son la creación de un Banco Ruso-Venezolano (con sede también en Pekín) y la edificación de una planta nuclear en Venezuela con tecnología rusa, que proyectan un conjunto heterogéneo de países, confrontados con el imperialismo europeo y estadounidense.
Según Luis Bilbao, director de la revista América XXI y colaborador habitual de esta publicación, quien formó parte de la comitiva, “con la multiplicidad de destinos y productos de exportación Venezuela gana independencia y soberanía. Queda dicho que tales lazos económicos sostienen con solidez estratégica un realineamiento político ya palpable en la constitución de nuevos polos económico-político-financiero, actuales y potenciales.
Es evidente que los estrategas del Departamento de Estado tienen no sólo planes de contraataque sino acciones claramente encaminadas para atacar militarmente a Irán, desestabilizar al bloque del Alba y derrocar a Chávez”.
Para finalizar, resaltó que el saldo de esta gira tricontinental “fue el fortalecimiento de un conjunto heterogéneo de países y gobiernos destinado a dificultar y enventualmente impedir la demencial carrera guerrerista de los Estados Unidos”.

Fuentes: América XXI, Telesur-ABN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada