Periódico de jóvenes y trabajadores, antimperialista y anticapitalista

El Espejo Nro 194

Última edición del 2010

Para debatir y opinar

Grupos de Google
Suscribirte a El Espejo de Argentina y el mundo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

martes, 23 de noviembre de 2010

Editorial: Marcar el punto de encuentro

América Latina culmina la primer década del nuevo siglo en un estado por completo diferente al punto de partida. Además de Cuba, luchan por consolidarse y avanzar, nuestros hermanos de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y otras naciones agrupadas en el Alba. También se producen cambios positivos en otros países. Nuestros pueblos latinoamericanos han dado pasos gigantescos en estos pocos años. Es necesario sumar Argentina a esa marcha.

Para eso necesitamos un punto de encuentro para los distintos activistas del movimiento obrero, de las organizaciones sociales, del estudiantado, profesionales e intelectuales. Y también para amplias capas medias oprimidas del campo y la ciudad, constantemente manipuladas por los corruptos partidos del sistema.
En todo el país aparecen agrupaciones o militantes que buscan un rumbo y no encuentran dónde referenciarse. La dispersión es muy grande. Y esto produce también confusión y desaliento. El imperativo de la hora es aportar a la construcción de la herramienta política unificadora. Hay que crear ese lugar de encuentro. Las ideas están. Falta el momento y el espacio. Hay que poner la voluntad para hallarlos.
Las diferentes partes componentes de El Espejo pretendemos, humildemente, aportar a esa construcción. Con criterio democrático y participativo, con respeto por el otro y por los militantes, hacemos un llamado, una convocatoria, para agrupar en toda su diversidad, en torno a un programa coherente para la acción, a los sectores diseminados a lo largo del país, agrupados o independientes.
Hay que terminar con la dispersión. Tenemos que encontrar la unidad política y de acción que nos permita construir esa herramienta política que se proponga la transformación económica, social, política y cultural de la Argentina, para sumarse a los nuevos vientos latinoamericanos.
El punto de referencia no puede ser individual; por ese camino no hay destino. Es posible y necesario crear una instancia donde la participación democrática sea un principio programático insustituible.
Es una tarea difícil donde tendremos que conocernos y encontrar la confianza necesaria a partir del debate y la acción, que acerque y vaya alcanzando niveles mayores de unidad. Tiempo al tiempo. Pero empezar ya.
Es posible afirmar un punto de encuentro. Encuentro de muchas agrupaciones de trabajadores , de estudiantes; de organizaciones sociales que represente a millones de afectados por la crisis del capitalismo y sus manifestaciones en Argentina; de luchadores sociales y políticos conscientes de que no están dando todo lo que quieren y pueden dar por sus convicciones.
Hacemos un llamado sobre la base de dos condiciones: el principio irrenunciable de la participación democrática y un programa de transformación antimperialista y anticapitalista. Desde ahí vayamos intercambiando ideas, desarrollando debates, articulando acciones comunes, en cada lugar y en todo el país.
Somos optimistas. Y tras esos objetivos, desde El Espejo, junto con otras corrientes y activistas no organizados, convocamos a quienes compartan esta visión para poner piedra sobre piedra las columnas de una construcción colectiva, democrática, plural y de masas.
El 27 de noviembre nos encontraremos en una reunión preparatoria de una Reunión Nacional a realizarse en Marzo de 2011. Porque para esa fecha estará desatada la lucha electoral y es preciso llegar al pueblo con propuestas diferentes a la mera disputa de cargos. Mientras los de arriba se sacan los ojos, nosotros tenemos que forjar la herramienta de unidad social y política, construir una gran movimiento de masas, plural y democrático.
Destacamos lo que nos une; respetamos lo que nos diferencia. Podés ser, deberías ser, parte de esa convocatoria. Es posible sumar a tantas y tantos que expresan en cada lugar posiciones políticas similares sobre Argentina y América Latina.
Participación democrática, articulación, confluencia, unidad política y de acción. Tenemos que hacerlo. Es la tarea de la hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada