Periódico de jóvenes y trabajadores, antimperialista y anticapitalista

El Espejo Nro 194

Última edición del 2010

Para debatir y opinar

Grupos de Google
Suscribirte a El Espejo de Argentina y el mundo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

martes, 23 de noviembre de 2010

El crimen de Mariano Ferreyra


Impunidad: su muerte reveló no sólo el estado de putrefacción del sindicalismo empresarial. Es también expresión de la debacle ideológica y política, de prácticas enquistadas desde hace décadas en la cultura política y sindical, en la subordinación a las distintas fracciones de la burguesía. Un tramo más de la decadencia es el empleo de mafias y grupos de choque mercenarios. Es también resultado de la flexibilización laboral, la fragmentación y precarización de la clase trabajadora. Aún con la detención y encarcelamiento de los responsables la tarea no estará concluida. El cierre de este capítulo es político e histórico y tendrá el signo de la unidad social y política antimperialista y anticapitalista de las masas en la Argentina.

Hasta el momento son siete los detenidos acusados de participar en el asesinato del joven militante del Partido Obrero, Mariano Ferreyra, de 23 años, que murió tras ser baleado por una patota de la Unión Ferroviaria cuando, junto a trabajadores tercerizados del Ferrocarril Roca y organizaciones de izquierda, que reclamaban por la reincorporación de cien despedidos, intentaron cortar las vías del tren. Por este mismo conflicto ya se había suscitado un episodio de violencia sindical en septiembre, cuando el mismo grupo de ferroviarios y movimientos sociales fueron corridos de la estación Constitución por esta patota, que les impidió realizar un acto. El 20 de octubre, los dos grupos se enfrentaron con piedras y palos en la zona de la estación Hipólito Yrigoyen y, en medio de las corridas, los de la Unión Ferroviaria sacaron armas y dispararon contra los militantes. Además de la muerte de Ferreyra hubo tres heridos. Elsa Rodríguez, de 60 años, recibió una balazo en la cabeza y está en coma, tras ser operada en el Hospital Argerich. Según el último parte médico, permanece conectada a un respirador artificial en estado grave y con pronóstico reservado. Los otros dos heridos fueron Nelson Aguirre con cuatro tiros en las piernas, y Ariel Pintos, quienes están fuera de peligro.

Los acusados

El último es el empleado ferroviario Guillermo Armando Uño, que se suma a los seis detenidos: Cristian Favale, principal acusado por el crimen; Pablo Díaz, quién comandaba la patota agresora; los ferroviarios Juan Carlos Pérez, Salvador Pipito y Jorge González, quien en las filmaciones aparecía con un cuello ortopédico; y Gabriel "Payaso" Sánchez, presunto barrabrava de Racing.

Secuencia del conflicto

El problema gremial venía de julio pasado, en reclamo de la reincorporación de 117 trabajadores tercerizados que habían sido despedidos del Ferrocarril Roca. La empresa está gestionada por la Ugofe (Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria), integrada por el Estado y empresas concesionarias (como Ferrovías, TBA y el grupo Roggio). Con una serie de medidas de fuerza, los tercerizados habían conseguido la reincorporación de doce despedidos. Una de las protestas consistió en el corte de las vías en la estación Avellaneda, el 21 de julio pasado, cuando mantuvieron el bloqueo durante once horas. La Unión Ferroviaria, comenzó una campaña de volantes y pasacalles con la leyenda “los trabajadores ferroviarios no cortamos las vías”. Los pegaron en el interior de los trenes y en las inmediaciones de la estación Avellaneda, donde comenzó el enfrentamiento.
Las respuestas de repudio y denuncia fueron inmediatas y culminaron con una multitudinaria movilización popular a Plaza de Mayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada