Periódico de jóvenes y trabajadores, antimperialista y anticapitalista

El Espejo Nro 194

Última edición del 2010

Para debatir y opinar

Grupos de Google
Suscribirte a El Espejo de Argentina y el mundo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

martes, 23 de noviembre de 2010

Entre Ríos: un pequeño gran paso. Por Marcelo Martínez

El equipo responsable del Programa “Yo sí puedo” entregará a un centenar de personas los certificados de alfabetizados.
El Espejo entrevistó a: Williams Hernández Ayala (Asesor pedagógico del Programa para las provincias de Entre Ríos y Corrientes), Miguel Martín Gómez (Coordinador Nacional para Argentina) y Paulo Tisocco (Coordinador Argentino del Programa para la ciudad de Concordia)

Williams: En Concordia se comienza a trabajar con el Programa a partir de junio del año 2009. Así que ya llevamos más de un año y medio trabajando acá. El año pasado estuvimos desde junio hasta finales de diciembre y logramos graduar a 116 participantes. Este año comenzamos con 20 graduados en los meses de enero y febrero y después se inició el trabajo en los diferentes barrios de la municipalidad en conjunto con los estudiantes de primer año del profesorado de la Escuela Normal. Estamos próximos al acto de graduación, en donde 149 participantes recibirán sus diplomas y eso es el reflejo de que han transitado perfectamente este curso básico.
No solamente trabajamos con facilitadores o estudiantes como monitores del programa, sino también con otros sectores, como las iglesias de diferente credo, maestros retirados, voluntarias y voluntarios que se han acercado a la Departamental de Escuelas con el objetivo de ayudar a todas aquellas personas que padecen el flagelo del analfabetismo.
Miguel: En el caso nuestro, el trabajo en Argentina viene desarrollándose desde 2003. “Yo sí puedo” actualmente se desarrolla en doce provincias y en veinticuatro municipios, a través de convenios.
Desde el año 2003 a la fecha cerraremos el Programa con 20000 graduados aproximadamente. Eso es un avance, un enorme éxito podríamos decir; al inicio fue muy difícil implementar el Programa en nuestro país, pero este año se nos han ido abriendo los caminos en cada uno de los municipios y provincias.
Un elemento que caracteriza a nuestro Programa es la efectividad, ya que dura tres meses y una semana. En ese sentido nosotros buscamos, recabamos el vínculo, desde el punto de vista de lograr los facilitadores dentro de las mismas áreas donde se hacen los revelamientos; personas que más o menos dominen la lecto-escritura. No tienen que ser necesariamente profesionales, maestros como tal; porque el elemento fundamental de nuestro programa es a través de lo audiovisual, y a través de grabaciones de los graduados; a través de una tele-profesora que desarrolla el trabajo, en el caso de los facilitadores hacen un enlace entre participante y la televisión que lo desarrolla la profesora. Eso es un muy positivo, porque la ayuda fundamental la tenemos a través de las organizaciones, a través del mismo pueblo que está en cada uno de los barrios, y a través de la necesidad de alfabetizarse de cada uno de ellos.
Williams: Como bien decía Miguel, el objetivo fundamental y lo novedoso del Programa es aplicar una metodología de alfabetización que permita llegar a todos a muchos más lugares, de una forma más económica, utilizando la menor cantidad posible de personal. Y en la medida en que se van desarrollando las clases, se vincula lo que para ellos es desconocido con lo conocido, es decir los números con las letras.
Las mayores dificultades que se nos presentan son fundamentalmente con los recursos audiovisuales; a veces nos falta un televisor, una video y se nos complica la transmisión de las clases. Otro problema que se nos presenta es el horario, ya que muchos de los participantes trabajan.
Paulo: Estamos muy contentos, porque este año se pudieron sumar al Proyecto los jóvenes del primer año de magisterio de la Escuela Normal. Hay que destacar que ninguna persona recibe remuneración alguna por alfabetizar a sus vecinos. Es una tarea que la hacemos a conciencia, y no recibimos nada por parte del Estado. También se está implementando en la zona rural, donde los índices de analfabetismo son muy altos. Esto me hace pensar que tiene una proyección y que los frutos verdaderos y reales del Programa, los vamos a ver a largo plazo.
Paulo: Por los datos del anterior censo, en la ciudad de Concordia hay 4000 analfabetos. Ahora sabemos que esta ciudad tiene una población que crece y disminuye de acuerdo a las zafras, a las cosechas. Nosotros recibimos muchos comprovincianos del norte de Argentina: formoseños, chaqueños, misioneros. Pueden venir a la Dirección de Escuelas, pedir el material y nosotros les brindamos desde el lápiz y la goma, el cuaderno, la cartilla, el televisor, el DVD, para que puedan implementarse este programa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada